Esp | Eng

Un nuevo deporte en la ciudad

El origen del Roller Derby se puede ubicar entre las primeras décadas del siglo XX, en la ciudad de Chicago, en Estados Unidos; desde entonces y hasta la actualidad, el Derby atravesó diferentes etapas en las que, de a poco, se fue alejando de la espectacularización y teatralización que lo caracterizaron en sus inicios, para convertirse en un deporte reglamentado de contacto, practicado principalmente por mujeres a nivel mundial.

Este último resurgimiento del Roller Derby vino acompañado por una nueva estética implementada por las patinadoras, quienes mantienen el porte de rudeza y fuerza característico de los deportes de contacto, agregando un nuevo look que mezcla un poco del punk rock, las pin ups de los años ‘50 y cierta confianza en alejarse de los modelos ideales de feminidad, propia de la tercera ola del feminismo. Sin duda, el cambio estético y la reglamentación del deporte, son las características que han marcado una identidad y cultura propia de lo que hoy se conoce como la nueva generación de Roller Derby.

Su efecto contagioso y expansivo -que muchas patinadoras atribuyen a “Whip It”, película dirigida por Drew Barrymore en el 2009- llegó hasta el norte de Argentina, en Tucumán, donde se formó a principios del 2012 la primera Liga de Roller Derby. Entre las primeras patinadoras hubo muchos lugares comunes: casi ninguna practicó antes otro deporte, todas tienen, en alguna medida, pasión por los tatuajes, y los recitales de rock suelen ser el punto de encuentro durante los fines de semana.

Para ellas, armar la primera liga trajo consigo muchos esfuerzos puesto que en Argentina el universo Derby sigue siendo amateur. El deporte se financia y sostiene mediante el trabajo de las mismas integrantes de las ligas: las patinadoras. Esta situación demanda más tiempo de las chicas, quienes además de entrenar y jugar partidos, deben tomar parte de la organización interna planeando eventos con fines recaudativos. Estas responsabilidades son uno de los motivos que generan fuertes vínculos en cada liga, creando así grandes familias de Roller Derby.

La pasión por los patines y la adrenalina compensan todos los golpes, lesiones, derrotas y sacrificios, que forman parte del estilo de vida de las jugadoras de Derby. La veloz expansión del deporte a nivel mundial, que alcanza actualmente más de 1.400 ligas, lo dejan claro.

http://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/001_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/002_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/003_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/004_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/005_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/006_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/007_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/008_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/009_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/010_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/011_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/012_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/013_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/014_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/015_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/016_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/017_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/018_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2012/12/019_th.jpg
No hay PDF disponible.