Esp | Eng

El sueño cumplido de un “Dreamer”

La historia de Ángelo Cabrera, un inmigrante indocumentado que gracias a la educación pudo volver a ver a su familia, legalizar su situación migratoria y mejorar la vida de muchos inmigrantes en Nueva York.

Volvió a Mexico para arreglar su estatus migratorio tras 23 años viviendo en Nueva York y pasó dos años sin poder regresar al que considera su hogar en EE.UU.

Fotografías de Maite H. Mateo

Angelo emigró de México a Estados Unidos cuando tenía 14 años de edad. En su periplo por llegar a New York, Angelo pasó numerosas penurias y vivió en las calles. Cuando finalmente lo consiguió, su vida se convirtió en una lucha por sobrevivir trabajando en lugares en los que era tratado de manera muy vejatoria, trabajando mas de 12 horas al día por muy poco dinero.

A mediados de los años noventa, la generosidad de una compañera de trabajo en un deli, ayudó al Sr. Cabrera a pagar sus estudios y conseguir su graduado en la escuela secundaria. El Sr. Cabrera vivía trabajando en dos empleos con bajos salarios en supermercados y tiendas especializadas en Nueva York y estudiando al mismo tiempo.

El 30 de Mayo del 2013, se graduó de Baruch College con un título de maestría en administración pública. Angelo fue el co-fundador de un programa social educativo situado en el sur del Bronx, en el que proporcionaban tutoría gratuita y otros servicios educativos a estudiantes mexicano-estadounidenses y sus familias.

Por su abnegada labor y dedicación a mejorar las vidas de los inmigrantes ha recibido varios premios como el "Rising Star Award" por parte del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. Después de vivir dos tercios de su vida en los Estados Unidos, recientemente volvió a México para arreglar su estado migratorio, lo que le permitiría aceptar un trabajo en el Baruch College de Nueva York.

El reencuentro con su familia tras 23 años sin verlos fue uno de los momentos mas importantes de su vida.El abrazo de su madre después de tantos años hizo estallar los vecinos de San Antonio Texcala, presentes en tan emotivo encuentro en aplausos, lágrimas y bailes. ” Una madre no se cansa de esperar”, dijo Doña Irma Rodriguez a un emocionado Angelo, mientras le palpaba la cara con sus manos intentando imaginarse la cara de ese hijo al que la ceguera por su diabetes no le dejaba ver.

El Sr. Cabrera esperó cinco meses en San Antonio Texcala, la respuesta del gobierno norteamericano a su petición de perdón. El correo electrónico de la Embajada de los Estados Unidos en la Ciudad de México llegó el 13 de agosto, denegando su petición. Las razones eran haber permanecido de manera ilegal durante años en USA.

La respuesta dejó al Sr Cabrera desolado y lleno de impotencia. Poco o nada podía hacerse ante la rotunda respuesta del departamento de inmigración. Es extremadamente raro que los casos se sometan a una segunda revisión. Sin embargo la huella que Angel dejó en su comunidad en Nueva York, hizo que rápidamente organizaciones como Daily Kox o change.org lanzaran sendas campañas en las redes sociales pidiendo a la Senadora Kirsten Gillibrand el esfuerzo para reconsiderar su caso de nuevo y analizar la decisión de privar a Angelo de volver a Nueva York. La campaña logró su objetivo y el Sr.Angelo recibió su pasaporte, su perdón migratorio y su VISA de trabajo.

El 24 de Marzo del 2016 Angelo llegaba a Nueva York radiante de felicidad y dispuesto a seguir trabajando por mejorar los derechos en educación de la comunidad inmigrante en Nueva York. Su VISA no es definitiva y su futuro es todavía incierto, pero sin duda su caso ha creado un precedente en la comunidad inmigrante en Estados Unidos.

http://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/600_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/601_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/602_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/603_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/604_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/605_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/606_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/607_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/608_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/609_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/610_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/611_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/612_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/613_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/614_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/615_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/616_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/617_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/618_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/619_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/620_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/621_th.jpghttp://agenciazur.com/wp-content/uploads/2016/11/622_th.jpg
No hay PDF disponible.