Esp | Eng

8M: Paro Internacional de Mujeres

Cobertura especial de Agencia ZUR

UNA RAZON Y UN DESEO

Fotos de Atilio Orellana / Agencia ZUR

Estos son retratos de mujeres de distintas edades e ideologías. Todas ellas coincidían en una cosa, estarían presentes en la marcha internacional del 8M.

Juliana Isas.
Marisa Rossini.

"Marcho para apoyar la lucha de la mujer, esperando que este sea el punto final de la opresión hacia nuestro sexo".

"Creo y quiero que esta marcha sea histórica, y que sea el despertar de una sociedad más respetuosa y amigable".

Juliana Isas, 26 años.

"Por aquellas mujeres que lucharon para conseguir todos los derechos que tenemos hoy y antes no existían".

"Voy por el reconocimiento a todas esas personas".

Marisa Rossini, 45 años.

Micol Pereyra Diosquez.

"Voy a la marcha para visibilizar al roller derby como un deporte de empoderamiento de la mujer. Un espacio de liberación sexual, ideológica y creativa.".

"Deseo que ese poder se pueda trasladar a la sociedad".

Micol Pereyra Diosquez, 27 años.

"Es feo lo que está pasando, que los hombres golpean a las mujeres. Ir a la marcha es una forma de reclamarle al gobierno de que haga cosas al respecto".

"Deseo que la mujer tenga los mismos derechos que los hombres, que deje de ser una figura débil...porque no lo somos".

Vera Simonetti, 11 años.

Vera Simonetti.

8M: Coatepec, Veracruz, México

Fotos de Luján Agusti / Agencia ZUR

El machismo es una de las principales problemáticas que aquejan a la sociedad mexicana y es considerado el principal impulsor del feminicidio en el país. Según la ONU, 7 mujeres son asesinadas cada día. Entre 2013 y 2015, 6,488 mujeres fueron asesinadas según datos desprendidos de las estadísticas del Inegi.

Mientras en varias ciudades capitales de América Latina, incluyendo Ciudad de México, los movimientos de #niunamenos han comenzado a levantar la voz y combatir los actos machistas que durante toda la historia fueron aceptados, en el interior de México el panorama es más difícil y complejo.

Aquellas mujeres que viven en ciudades y pueblos un poco más alejados aún deben sufrir una cantidad de actos violentos en su vida diaria, desde las calles hasta su propio hogar. Sin ser conscientes que allá afuera hay un movimiento levantando la voz, y alertándonos a toda la población. Es menester hacer llegar estos mensajes hasta cada uno de los rincones del continente.

Esta serie de retratos fue hecha en el pueblo de Coatepec, estado de Veracruz, México. Con motivo del #8M se invitó a mujeres de todas las edades a reflexionar sobre cuales son los cambios urgentes que se necesitan para lograr la igualdad de género.

8M: Buenos Aires, Argentina

Fotos de Verónica Bellomo / Agencia ZUR

Todo acto, toda acción es política pero no quedan dudas que este 8 de marzo de 2017 fue y es más político que otros. Este año el día internacional de la mujer –día en que se conmemora desde hace más de 100 años el incendio de una fábrica con mujeres en huelga dentro de ella- se vivió con un paro y una movilización al que se adhirieron aproximadamente 52 países. En Buenos Aires se realizó un ruidazo a las 12 am y a las 17 hs una marcha desde el Congreso Nacional hacia Plaza de Mayo.

Las mujeres tomaron las calles y marcharon. Eran miles. Pero no estaban todas. Se reclamó por los femicidios. También por la liberación de Milagro Sala. Había putas, héteros, brujas, negras, lesbianas y trans. Muchas bajo banderas y agrupaciones que las identifican. Sus gritos iban desde el reclamo a la posibilidad de manejar un tren (como el caso de las chicas de la línea Sarmiento que quieren que a las mujeres se les permita manejarlos, ya que muchas rindieron el examen pero no las llamaron nunca) al derecho al aborto legal y gratuito.

Las causas por las que salieron a la calle son muchas más: igualdad de género, igualdad de salario, protestas para no tener miedo cuando se camina en la calle, fin a la ola de femicidios que se viven en la Argentina (uno cada 30 hs), fin a la visión sexista de las tareas domésticas, también contra la cosificación de la mujeres en los medios, y contra la violencia doméstica, obstétrica y familiar.

Las mujeres le hacen frente al patriarcado. Se suman, se empoderan y hacen de esta marcha una acción política que trasciende cualquier celebración y marca agenda. Atrás quedaron los saludos del feliz día o las rosas que se recibían para este aniversario. Ellas quieren que te unas a ellas y luches con ellas. Mujer bonita es aquella que lucha.

De esta manera se sientan las bases para una nueva forma de ver y hacer el mundo. Los cambios no serán de la noche a la mañana pero sí se abre la brecha para que nuevas generaciones vivan con más equidad y menos miedo.

8M: La Paz, Bolivia

Fotos de Marcelo Pérez del Carpio / Agencia ZUR

Bolivia registra uno de los mayores índices de violencia contra la mujer en Latinoamérica. Entre 7 a 9 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia, desde física, psicológica, así como discriminación y acoso. En resumen, un 87% de las mujeres sufren algún tipo de violencia intrafamiliar.

En el 2016 se registraron 94 feminicidios en todo el país. Pero a esto se debe acotar que solo un promedio de 20% de los casos de agresiones son denunciados y cada año alrededor de 14 mil violaciones y agresiones a niñas y niños quedan en el olvido, ya que se estima que el 70% son perpetrados por sus propios familiares.

El año 2013 el gobierno creó la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, juntamente con la Ley Integral 348 para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia. Aunque de forma paradójica, desde la implementación de la Ley se incrementaron también los casos de agresiones, violencia física y las violaciones, demostrando fatídicamente que una ley no puede frenar algunos valores que deben partir desde las raíces de la sociedad y el núcleo familiar.

Tal vez la solución no sea solo una ley que castigue a quienes cometan estos crímenes, sino comenzar a trabajar para evitar que se cometan los delitos.

En conmemoración al Día Internacional de la mujer, el pasado 8 de Marzo se realizó una masiva marcha de mujeres y mujeres trabajadoras con el fin de protestar en contra la violencia y discriminación que se ejerce sobre ellas. La huelga internacional de mujeres se realizó simultáneamente en mas de 40 países. "Un día sin mujeres" fue convocada en todo el mundo por organizaciones feministas y de movimientos de mujeres bajo el lema "Si nuestra vida no vale nada, entonces produzcan sin nosotras".